12.5.14

PLANES PERFECTOS

Aunque, como le pasa a la mayoría, últimamente mi tiempo libre escasea, intento aprovechar esos pequeños planes perfectos que se cuelan para poner un poco de sal en mi día a día. 
Momentos, objetos y personas. Espontáneos y sencillos. No se necesita mucho para disfrutar del lujo de estos pequeños placeres que surgen con los primeros rayos de la primavera.

¿Cuáles son vuestros planes perfectos favoritos?


1. Mi debilidad por un buen desayuno aumenta con el paso de los años. Y aunque a veces me cuesta arañarle minutos a la almohada para poder comer y no engullir los primeros alimentos del día, intento  (más los lunes que los viernes...) levantarme con tiempo suficiente. Si por el invierno me había aficionado al porridge, con la subida de las temperaturas me paso a las tostadas con aceite de oliva y aguacate. Una fruta rica en ácidos grasos esenciales y proteínas de alta calidad, además de múltiples vitaminas y ácido fólico que cuida e hidrata nuestra piel desde dentro.

2. La noche del viernes, con el cansancio acumulado del resto de los días, es mi momento favorito. Una hamburguesa casera, un buen guacamole con nachos y el último capítulo de Juego de Tronos para dos es suficiente para formar mi plan favorito de la semana ^^ ¿Quién necesita más?


3. Empapar mi casa del espíritu más veraniego y marítimo con estos pequeños bowls en forma de caracola de Zara Home. Perfectos para aperitivos y cenas calurosas con amigos. Detalles diferentes que hacen que la mesa sea mucho más divertida, ¡son mis nuevos favoritos!

4. Salir de mi bucle máster-trabajo gracias a un plan improvisado de teatro, risas y buena música. Voca People estará en el Teatre Victòria hasta el 8 de junio. Un espectáculo de grandes voces con diversión asegurada. 100% recomendable si estáis estos días por Barcelona. 


5. Aprovechar los primeros rayos de sol para acercarme a la playa. Aprovechar que me acerco a la playa para releer Rayuela de Julio Cortázar, uno de mis libros favoritos. Calor, brisa marina y algunos capítulos que, por mucho que pase el tiempo, seguirán emocionándome como el primer día.


6. Prepara mi primer quiche de espinacas gracias a los consejos de mi madre (¡la mejor cocinera!) y el libro de El Arte de la Cocina Francesa de Julia Child. Una tarta salada típica del país galo indispensable en toda cesta/mochila de picnic que se precie. Disfrutar de unas horas al aire libre, buena comida y, por supuesto, de la mejor compañía.

29.4.14

SITGES MEDITERRÁNEO


Hay muchas razones por las que visitar Sitges en primavera. Si te olvidas de las múltiples urbanizaciones que la rodean y te pierdes por las estrechas calles de su casco histórico, aún puedes respirar el aire bohemio y artístico que durante años ha inspirado esta población a muchos de sus visitantes.

Aunque el famoso pueblo mediterráneo ya empieza a llenarse de turistas, abril nos regaló un día soleado de vestidos ligeros y callejuelas llenas de pequeños detalles: preciosos azulejos que indican los nombres de las calles, tiendas de ropa que llaman al verano y casas de paredes blancas adornadas con balcones repletos de flores de colores.

Sitges es cine, carnaval y arte. Varios artistas, como Santiago Rusiñol y Ramón Casas, se enamoraron de la población costera y buscaron inspiración entre el blanco del pueblo y el azul del Mediterráneo. Otra cita importante es el Corpus Christi, cuando alfombras de flores llenan de color todos y cada uno de los rincones.

Días que logran que desconectes de todo y vuelvas a disfrutar del placer de pasear, ¿cómo va vuestra de primavera? 

22.4.14

3 recomendaciones, 1 post

Un 3 por 1 en toda regla. Y es que, después de una temporada sin parar por aquí, tenía que recuperar las semanas perdidas para acercaros algunos de los sitios en los que he parado en estos últimos y caóticos días.

Hamburguesería, japonés o bakery, ¿cuál es vuestro favorito?

El Club de la Hamburguesa - Calle de Valldonzella, 3. Barcelona

El Club de la Hamburguesa es, como no podía ser de otra manera, una hamburguesería con buenos ingredientes, buena presentación y una carta corta pero suficiente. Desde la Classic hasta la Japonesa o la Griega, pasando por entrantes para picar como un abundante plato de nachos con guacamole, hummus o patatas bravas. Combinaciones correctas que destacan por una carne sabrosa y unos precios bastante bien ajustados. A tener en cuenta cuando, con la fiebre de las hamburguesas gourmet, muchos restaurantes suben las tarifas más de lo aceptable.

 Akashi Gallery - Roselló 197. Barcelona

Akashi Gallery no es solo un restaurante japonés. También es una galería de arte y un espacio dedicado 100% a la cultura japonesa. Sus propietarios, una catalana y un japonés dedicados a la fotografía, ofrecen una carta reducida pero bien estructurada con sushi, onigiris y tartare de atún o salmón, entre otros. El ambiente relajado, la decoración tradicional japonesa, la cuidada vajilla y los cuadros y fotografías que adornan sus paredes hacen de esta galería una opción más que recomendable para una comida o cena tranquila en l'Eixample. No os perdáis su Ginger Beer o sus talleres de caligrafía japonesa, de confección de cestos con bambú o la ceremonia japonesa del té.

  Travel & Cake - Roselló, 189. Barcelona

Travel & Cake es una bakery que surgió tras el éxito de sus predecesoras Cup & Cake y Brunch & Cake. Un local muy bien decorado y siempre abarrotado donde encontrarás algunas tartas, cupcakes y una amplia selección de jugosos y deliciosos (¡también gigantes!) donuts. Además, sirven platos salados para comidas y cenas y también algunos must de los brunch como los Huevos Benedict para un buen homenaje de domingo. ¿Lo que os puedo recomendar? El donut de zanahoria y queso...¡está buenísimo!

27.3.14

PRIMAVERA

Con la llegada de la primavera los planes, comidas y paseos empiezan a cambiar. Aunque nuestros quehaceres diarios a veces nos impiden disfrutar de estos pequeños placeres, siempre hay tiempo para celebrar la llegada de las flores, los días más largos y el sol que invita a ir dejando los abrigos en casa.


1. La primavera es la época por excelencia de licuadoras, exprimidores y batidoras. Para darle la bienvenida al buen tiempo me he iniciado en los batidos verdes detox con esta receta que nos proponía The Crazy Craftsman o la versión con limón de Nutrition Stripped. Espinacas, manzana, plátano y aguacate para empezar el día con más energía que nunca.


2. En Asturias el buen tiempo es sinónimo de terrazas, amigas y unas buenas sidras. Aunque este año estoy un poco lejos, llegaron a Barcelona un par de botellas de Pomarina Brut. Una sidra con D.O.P suave, fresca y con algo de burbuja perfecta para acompañar pescados, mariscos y quesos. Aunque tiene su versión natural, la brut no se escancia y se sirve en copa. ¡100% recomendable!

3. Hemos preparado una cena para amigos a base de risotto con setas y parmesano. Delicioso y, aunque lleva algo más de tiempo, súper sencillo de hacer. También descubrimos, de paso, que donde caben 2 caben 4 (e incluso 6).


4. Ahora que empieza el calor, siempre tengo a mano un gel refrescante para las piernas. Lucky Legs está compuesto, entre otros ingredientes, con mentol, menta, aloe vera y camomila. Me encanta utilizarlo después de un día largo o tras una buena sesión de running. Para salir a correr, mucho mejor con la App de Nike Plus y una buena canción, ¿no os parece?

Parc de la Ciutadella

5. Es hora de salir a pasear por las zonas más verdes de las ciudades. En Barcelona, me quedo con el Parc de la Ciutadella, Montjüic, La Barceloneta y, en cuanto el tiempo me lo permita, tengo pendiente una visita al Tibidabo y disfrutar de las espectaculares panorámicas de la ciudad.

¿Qué planes me recomendáis para esta época del año?

25.3.14

GRANJA PETITBO. Brunch en una antigua vaquería

Granja Petitbo - Passeig Sant Joan, 82

Granja Petitbo es uno de esos locales a los que todo el mundo quiere ir en Barcelona. Una antigua vaquería reconvertida en restaurante non-stop con desayunos, brunchs, comidas, meriendas y cenas. Por supuesto, llama la atención su decoración industrial, con esos deliciosos sofás de cuero gastado, las lámparas que caen de los altos techos y la utilización recurrente de la madera. Me encanta la serie de pájaros que cuelga de sus desconchadas paredes y ese viejo mapamundi tan fotografiable.

Nuestra primera aproximación a Granja Petitbo fue en formato brunch. La carta, aunque no muy extensa, tiene todo lo necesario para hacerte dudar por un instante entre dulce o salado. Tortitas, carrot cake, croissant o pan de plátano. Huevos poché, revueltos o benedict (¡buenísimos con salmón ahumado!). Entre otras sugerencias que se mezclan con zumos naturales que van desde el clásico de naranja a mezclas con manzana, apio, pepino y jengibre.

En la carta de comidas mucha cocina internacional con ingredientes orgánicos y ecológicos. Un local que gana por su posición esquinada con grandes ventanales y una perfecta iluminación.

Costumbres importadas a las que no puedo hacerles un feo, ¿sois de los que se mueren por un buen desayuno?