24.6.15

OPORTO. 5 razones para enamorarte


Hace ya casi dos meses que volvimos de Oporto. Casi dos meses intentando pasar por aquí, porque si algo me impulsa a tener este blog y darle pequeñas bocanadas de aire es las ganas de compartir sitios y lugares, que a veces muy cerca, son maravillosos.

Podría encontrar mil razones por las que enamorarme de esta ciudad portuguesa, pero me quedo con 5 que seguro que muchos de sus pretendientes compartimos.

1. En Oporto, como pasa con el buen vino, todo mejora con la edad. Sus empinadas calles, sus mil y un azulejos y su aspecto "viejo" hacen de ella una ciudad única y especial. No busques lo moderno, disfruta de sus tejados rojos y sus casas apretadas. Nada como pasear y dejarse llevar por el romanticismo que se respira al caminar por sus adoquines.


2. Algunos de sus edificios más normales son los más maravillosos. Además de la Catedral o la Torre de los Jerónimos, la estación de San Bento, aún en uso, es uno de sus mayores tesoros. ¡Más de 20.000 azulejos adornan su entrada! También los mercados, como el del Bolhao, merecen una visita. Para curiosos como yo, imprescindible visitar la Librería Lello, famosa por su antigüedad y por salir en una de las películas de Harry Potter :)

3. Ver los atardeceres desde la Ribera del Duero o sentarte a comer o cenar en una de sus terrazas es uno de los mayores placeres que ofrece la ciudad. Las vistas desde el Puente de Don Luis I también son un must, sobre todo en un día despejado cuando el sol refleja en el agua del río, ¡todo un espectáculo!


4. Aprovechar el atardecer en la Ribera del Duero para visitar alguna de las múltiples bodegas de Oporto y hacer una pequeña cata de sus variedades blancas, rosados, Tawny y Rubí. Nosotros escogimos Sandeman, pero la mayor parte de ellas ofrece también visita y degustación. Tampoco puedes irte sin probar una francesinha, un mega sándwich típico portuense no apto para dietas: pan, múltiples carnes y embutidos, huevos y queso todo regado por una contundente salsa.

5. Dejarte llevar por la magia de la ciudad, sus empinadas y estrechas calles y sus balcones llenos de flores. Comprar cerámica portuguesa y descubrir sus tiendas de antigüedades. Relajarte y aprovechar la falta de cobertura para desconectar al 100%, ¡una escapada perfecta!


18.1.15

GIRONA II


El domingo seguimos paseando y claro, paramos a tomar un vermut. El Vermutet tiene vermut casero y aceitunas de todos los tipos. También probamos las patatas fritas San Nicasio, buenísimas, andaluzas y con sal rosa del Himalaya. Nos comimos una hamburguesa en La Terra, perfecto no solo por la comida, también por el local, con baldosa hidráulica antigua y vistas al río Onyar.

Así pasamos el fin de semana. Y así, seguramente, repetiremos.

¿Cuál ha sido vuestra última escapada?


14.1.15

GIRONA


Escaparse un fin de semana a Girona. Caminar, perderse y disfrutar sin importar muy bien a dónde ir ni cuándo llegar. El barrio judío, las murallas, las calles de piedra, los baños árabes o las casas de colores sobre el río Onyar.

Pasear con la sensación de encontrar otro rincón favorito a la vuelta de la esquina. Como La Carpa, una pequeña tienda de juguetes antiguos que nos enamoró nada más verla. O tomarse un helado (de manzana asada, yo; de Panettone, él) en pleno diciembre en Rocambolesc, la heladería de Jordi Roca que bien merece la parada. Para impregnarnos totalmente del ambientillo gastronómico de la ciudad, nos acercamos a Cúrcuma, un restaurante escondido con menú degustación, todo a base de tapas.

Volvimos encantados por Girona. Por lo bien que sientan las escapadas de fin de semana. Por viajar, aunque sea cerca.




7.1.15

PROPÓSITOS

Los propósitos empiezan a partir del 7 de enero. 
Después del caos gastronómico, porque los reencuentros siempre son mejor alrededor de una mesa y con una copa de buen vino. Después de días de acostarme tarde y levantarme con calma. De los paseos, las tardes de series y los días en familia. Después de todos los buenos planes, toca poner un poco de orden y planificar lo menos posible un 2015 que siempre intentará llevarnos por donde él quiera.


Si soy sincera este año no me he sentado a pensar mis propósitos para el 2015. Quizás porque tengo objetivos demasiado claros. Porque veo como un imposible lo de mirar menos el móvil o intentar levantarme antes para no empezar el día corriendo. Sin embargo, al ver el mini-film Aspirational del director Matthew Frost con Kirsten Dunst como protagonista, me he parado a pensar, ¿estamos tan obsesionados con mostrar partes de nuestra vida que nos olvidamos de disfrutar de ella? También claro, me apunto a los propósitos para Instagram de Miss at La Playa con la clara idea de aportar valor y buscar un estilo propio, personal.

El propósito de intentar pensar diferente, disfrutar de los momentos, de centrarse en lo importante (¡siempre me lo repito!), enseñar menos y vivir más.

Vosotros, ¿habéis hecho vuestra lista de propósitos para este año que acaba de empezar?

El vídeo es muy cortito, ¡os lo recomiendo!

16.12.14

NAVIDAD. Vuelta a casa


Contando los días para volver a casa, para celebrar las fiestas y conocer a un pequeño recién llegado a la familia :) Contando los días para desconectar y volver a ver el verde de Asturias. Unas fechas que se valoran mucho más cuando estás lejos de casa y que siempre espero con ganas.

Momento de repensar el año y visualizar lo bueno que traerá el 2015, ¡nos leemos a la vuelta de las felices fiestas!

Espero que los regalos no vayan en proporción al árbol ;)